Histórico EL COLOMBIANO


EL COLOMBIANO.COM | Inicio edición impresa | Ampliar texto Texto normal Reducir texto Escríbanos Imprima esta página Califique esta nota Envíe a un Amigo Ir al inicio

Encuentro en el Pacífico

 
Por
Rodrigo Botero Montoya

El ingreso de Venezuela a Mercosur ha tenido como consecuencia promover una saludable emulación entre formas diferentes de concebir la integración económica en América Latina. La expansión de Mercosur hacia el Caribe, y el previsible desplazamiento de Bolivia hacia esa agrupación, han servido para incentivar la búsqueda de respuestas constructivas por parte de otros países.

Los países miembros de la CAN comenzarán a negociar un TLC con la Unión Europea a partir de enero del 2007. Colombia empezó a negociar un TLC con Guatemala, El Salvador y Honduras, proceso al cual se podrían incorporar Costa Rica, Ecuador y Perú.

Colombia ingresó al Plan Puebla-Panamá y activó un proyecto de interconexión eléctrica con Panamá. También se ha propuesto la construcción de un gasoducto entre Colombia y Panamá.

Perú concluyó la negociación de un TLC con Chile. El presidente electo del Perú, Alan García, ha invitado a Chile a restablecer sus vínculos con la CAN dentro de un esquema de libre comercio. El 27 de julio, Colombia y Chile adelantarán conversaciones a nivel presidencial sobre esta iniciativa en Lima. Colombia y Ecuador han recibido el apoyo del Perú para su eventual adhesión al APEC, la asociación económica del Asia-Pacífico.

A la fecha, Mercosur está constituido por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela. En su versión original, el bloque estaba dominado por Argentina y Brasil. El presidente Chávez ha dejado saber que, en adelante, ese liderazgo deberá compartirse con Venezuela. La firma del Protocolo de Adhesión de Venezuela a Mercosur coincidió con anuncios presidenciales respecto a la concesión de un crédito venezolano a favor de Paraguay y el lanzamiento de un bono soberano conjunto por parte de Argentina y Venezuela. Evo Morales asistió a la ceremonia como invitado especial, anticipando el próximo ingreso de Bolivia a Mercosur. Tanto Morales como Fidel Castro han sido invitados a participar en la cumbre presidencial de Mercosur que tendrá lugar en Córdoba, Argentina los días 20 y 21 de julio.

Los países de Mercosur tienen varias características en común. Su orientación geográfica es hacia el Atlántico. Todos se opusieron al ALCA en la reunión hemisférica de Mar del Plata. Ninguno de ellos tiene un TLC con Estados Unidos. Han aceptado formar parte de una unión aduanera cuyo arancel externo común refleja los sesgos proteccionistas de Brasil y Argentina. El bloque impone exclusividad para las preferencias arancelarias entre sus miembros. Queda, por lo tanto, descartada la posibilidad de que un miembro de Mercosur negocie en forma individual acuerdos de libre comercio con terceros países.

La agrupación que está surgiendo, casi de manera espontánea, incluiría a México, Centroamérica, República Dominicana, Colombia, Ecuador, Perú y Chile. Estos países están a favor del ALCA y han negociado acuerdos de libre comercio con Estados Unidos.

Salvo la República Dominicana, todos pertenecen al litoral Pacífico. Disponen de modalidades de liberalización comercial recíproca, tales como la CAN, el Mercado Común Centroamericano y los acuerdos bilaterales de complementación económica Colombia -México, Colombia-Chile y Chile- Perú.

A diferencia de Mercosur, el segundo grupo de países carece de una estructura institucional formal. No constituiría una unión aduanera. Cada país miembro estaría en libertad para suscribir acuerdos de libre comercio con el resto del mundo y para manejar en forma discrecional su política arancelaria. El término que se ha utilizado para identificarlo es Zona de Libre Comercio del Litoral Pacífico, o ZLC Pacífico.

Los países miembros se extenderían recíprocamente las preferencias arancelarias y demás disciplinas negociadas con Estados Unidos así como la protección a las inversiones y el acceso a las compras estatales. En vez de conformar un mercado subregional protegido, como Mercosur, se procuraría estimular la creación de corrientes comerciales dentro de una modalidad de integración económica abierta a la competencia internacional. La aproximación a Chile se haría dentro del contexto de la CAN, dejando abierta la posibilidad a formas de asociación distintas a la de miembro pleno. Con México, Centroamérica y República Dominicana se negociarían arreglos ad-hoc.

Los objetivos primordiales del grupo serían promover la liberalización comercial e incrementar la competitividad. Sus parámetros serían el pragmatismo y la flexibilidad institucional. Resultarían irrelevantes las concepciones geopolíticas o las aspiraciones hegemónicas. Permanecería abierto a la cooperación con Mercosur en temas puntuales como la infraestructura, los recursos energéticos y el comercio, pero sin adoptar su arancel externo común. La Zona de Libre Comercio del Litoral Pacífico podría convertirse en un instrumento eficaz para promover los intercambios con Asia y para facilitar la inserción de los países miembros en la economía mundial.



Subir
EL COLOMBIANO.COM | Inicio edición impresa |


Inicio EL COLOMBIANO Inicio Opinión